La compra de una nueva vivienda es una de las experiencias más desalentadoras; sin embargo, es uno de los mayores hitos de la vida. Es fácil sentirse abrumado por esta enorme decisión de vida y una inversión financiera sustancial.

Se trata de un compromiso importante que requiere una planificación cuidadosa y elecciones prudentes. La planificación es vital para el proceso, y aunque le ayudará a establecer sus límites, también le mostrará dónde debe ser flexible mientras se adentra en el mercado.

Según las opiniones Housers una vez que se haya decidido por los aspectos que debe cumplir una posible propiedad, podrá determinar en qué aspectos está dispuesto a ser más flexible y reducir sus opciones. Si hace sus deberes, podrá evitar los escollos y prepararse para una compra exitosa y próspera.

1. Precio

Su nueva propiedad va a tener que ajustarse a su presupuesto. Este es probablemente el aspecto más importante a tener en cuenta a la hora de comprar una nueva vivienda. ¿Cuánto está dispuesto a gastar y cuánto puede gastar? ¿Cuál es su límite máximo?

No pierda el tiempo buscando propiedades que no pueda pagar porque, siendo realistas, no podrá competir con otros compradores y se quedará corto, teniendo en cuenta todos los demás gastos que debe cubrir, incluidos los honorarios de abogados y agentes inmobiliarios, las amortizaciones, las tasas, los estratos, los gastos de manutención, las facturas y los gastos corrientes. Debe tener en cuenta si le quedarán fondos para posibles renovaciones, mobiliario y otras mejoras.

2. Ubicación

Tienes que decidir dónde quieres vivir. Parece fácil, pero hay que tener en cuenta varias cosas. Puede que quiera asegurarse de que vive cerca de donde trabaja, de donde van a ir sus hijos al colegio, de donde residen sus familiares y amigos, y de donde va de compras y de ocio.

Puede que no decida vivir en el mismo barrio que estas necesidades, pero entonces deberá tener en cuenta los desplazamientos y los viajes a los lugares en torno a los que gira su vida. La ubicación es extremadamente importante, ya que determinará su calidad de vida posiblemente en los próximos años.

Debe considerar si la zona le resulta familiar o si se embarcará en un estilo de vida totalmente nuevo. Cuando busque propiedades en la zona de su elección, considere cuidadosamente el vecindario. Es posible que quiera presentarse a los vecinos o simplemente observar las idas y venidas de la calle.

3. Tamaño

A la hora de comprar una casa nueva, tienes que pensar en el tamaño de la vivienda que necesitas. Cuántos dormitorios buscas? Necesitas una cocina grande y baño(s)? ¿Y las zonas de estar? ¿Es usted el tipo de persona a la que le gusta recibir visitas, o prefiere comer fuera?

¿Necesita un patio o un balcón y está dispuesto a realizar el mantenimiento necesario en caso de tener un gran espacio exterior? ¿Está pensando en una piscina o tal vez necesita un almacén y un garaje? ¿Hay espacio para renovar y necesita aprobación?

Puede buscar una vivienda que tenga la posibilidad de hacer un piso de invitados, dormitorios o zonas de estar adicionales y que pueda ampliar la cocina o los baños más adelante. Todas estas preguntas son muy importantes y dependen de que tenga la capacidad de pensar un poco en el futuro.

Una nueva vivienda no tiene por qué tener todo lo que necesita inmediatamente si puede ver el potencial de invertir en ampliarla más adelante, y la propiedad puede acomodarse a ello. El tamaño de una vivienda también depende en gran medida del número de personas que vayan a residir en ella.

4. Aumentar o reducir el tamaño de la vivienda

La compra de una nueva vivienda suele implicar la necesidad de más o menos espacio. Tanto si se muda para ampliar como para reducir su espacio vital, debe considerar si tiene que deshacerse de cosas o comprar más. Ambas situaciones requieren planificación y previsión para que la transición sea lo más fluida y libre de estrés posible. ¿Vas a vivir con más gente, ampliando tu familia, o vas a necesitar espacio para invitados? ¿O te vas a quedar solo?

5. Calendario

El tiempo lo es todo cuando se compra una nueva casa. Tiene que averiguar de cuánto tiempo dispone para completar el proceso y si tiene o no una restricción de tiempo. Es posible que venda y compre simultáneamente o que termine un contrato de alquiler, en cuyo caso debe asegurarse de que el intercambio de llaves de su antigua y nueva vivienda se produzca más o menos al mismo tiempo.

Desde el punto de vista financiero, cuando compre y venda al mismo tiempo, debe considerar si necesita o no un préstamo puente, que le cubrirá si compra una nueva vivienda y necesita más tiempo para vender la antigua. Todo es una negociación entre usted y las otras partes implicadas y la comunicación es imprescindible. Leer la letra pequeña de cualquier acuerdo o contrato también es vital y es útil contar con una excelente y experimentada representación legal que le ayude y asesore.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here